No hay hombre en el mundo que se salve (carta a Stieg Larsson)

Stieg, Sé que tu deseo era escribir bestsellers para ganar el dinero suficiente que permitiría continuar labrando tus sueños. Tu seguro de pensión, dijiste. Sé que tu único deseo, finalmente, era escribir. Porque eras un hombre sencillo que no aspiraba a la riqueza sino a cambiar el mundo ruin en el que vivías. En el… Seguir leyendo No hay hombre en el mundo que se salve (carta a Stieg Larsson)

Anuncios